UN LIFTING FACIAL SIN CIRUGÍA ES POSIBLE CON ULTHERAPY®

¿Qué es Ultherapy®, HIFU y SMAS?

Ultherapy® SMAS HIFU | Dra. Karina Mezentseva | Madrid

Esquema de influencia en SMAS

HIFU (High Intensity Focused Ultrasound) son las siglas de Ultrasonido Focalizado de Alta Intensidad.

SMAS (Superficial Musculo-Aponeurotic System) significa sistema músculo-aponeurótico superficial.

Ulterapy® es un dispositivo médico específicamente desarrollado por Merz para pacientes que no desean someterse a intervenciones más profundas, como la cirugía. Recomendado por la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos).
Ultherapy® | Dra. Karina Mezentseva | Madrid

Ultherapy®

Con los efectos asociados a los cambios de la edad, se producen determinados procesos en las estructuras de los tejidos. Los cambios afectan a la piel, al tejido graso subcutáneo y a la capa aponeurótica muscular llamada SMAS. Este proceso hace que la piel pierda firmeza y que el contorno facial pierda sus marcadas líneas. Además, como consecuencia del envejecimiento, el mentón y las cejas comienzan a deformarse y a caer.

En el pasado, las operaciones plásticas eran la única forma de tratar la capa SMAS. Ahora la situación ha cambiado y la Ultherapy® también actúa sobre esta capa. El efecto de este proceso se traduce en un estiramiento facial, llamado lifting.

Funcionamiento del tratamiento

Ultherapy® es un tratamiento con ultrasonidos. Gracias a los ultrasonidos microfocalizados, es posible penetrar hasta el nivel del SMAS. El pulso de los ultrasonidos penetra en zonas específicas sin afectar a otras capas, como los vasos sanguíneos y los nervios.

Los ultrasonidos calientan la piel y la grasa subcutánea, lo que hace que las estructuras de colágeno se contraigan, rompan las antiguas y formen otras nuevas, de modo que la piel empieza a encogerse y a tensarse. Por eso se produce un notable levantamiento de la piel sin ayuda de la cirugía.

Ultherapy® tiene 6 sensores que funcionan a diferentes profundidades. Además, se utilizan diferentes formas de sensores para intervenir en distintas zonas de la cara.

¿Cómo determinar qué sensor es el más adecuado para usted?

Antes de un “smas lift'', su médico seleccionará la profundidad y la cantidad de pulsos de ultrasonidos en función del estado de su piel y del tipo de envejecimiento. En el caso de una piel fina y con poca grasa subcutánea, se utiliza una profundidad escasa; en cambio, en el caso contrario, se requerirá de una boquilla para una penetración más profunda en la dermis.

La única diferencia de la terapia Ultherapy® es el sistema de captación de imágenes DeepSEE, que permite un control preciso de la profundidad de penetración y evita las quemaduras en las capas superficiales de la piel, así como la formación de fibrosis.

El tratamiento se lleva a cabo de tal manera que cuando el sensor Ultherapy® se coloca en la zona deseada en el monitor, el médico puede ver la ubicación del sistema músculo-aponeurótico y controlar la profundidad así como el proceso del pulso.

Indicaciones sobre el procedimiento

Los médicos estéticos recomiendan el lifting SMAS para tensar los tejidos de la piel del rostro, eliminar la piel flácida y atenuar la hernia de los párpados inferiores. Además, Ultherapy® es capaz de elevar las cejas, abrir la mirada, levantar las comisuras de los labios y mejorar la piel de las zonas del cuello, las mejillas y el escote.

También permite una transición excelente y bien definida de la cara a la zona del cuello.

Duración del efecto tras el tratamiento

En la mayoría de los casos, un único procedimiento de lifting de SMAS es suficiente para lograr los resultados deseados. La diferencia entre el estado de partida y lo que ocurre después del procedimiento es visible inmediatamente después de su finalización.

El efecto del lifting de SMAS se hace más perceptible después de 3 o 4 meses. En algunos pacientes, los resultados máximos pueden llegar a verse al cabo de 4 a 6 meses.

Durante estos meses se producirá un proceso continuo de formación de nuevo colágeno y rejuvenecimiento, por lo que los resultados totales durarán hasta tres años o incluso más. El período exacto de cese de los resultados de la terapia Ultherapy® depende de las características individuales del organismo de cada paciente.

Ventajas del lifting de SMAS

Cuando se utiliza Ultherapy®, se consigue un rejuvenecimiento eficaz. Esto ocurre porque la piel se calienta en las capas correctas, situadas a suficiente profundidad. Esto desencadena los procesos de regeneración del colágeno y la elastina, algunas de las proteínas más importantes.
Sólo se ve afectada la zona que se desea. SMAS Lifting Ultherapy® es seguro en el sentido de que los ultrasonidos no se extienden a las zonas adyacentes, por lo que no hay destrucción de la estructura de los tejidos ni daños en el cuerpo. Casi el 90% de la energía se concentra en el punto deseado, consiguiendo así los máximos resultados y preservando la seguridad de la salud del paciente.
Alta calidad de renderizado. Gracias a esta característica del dispositivo, se puede controlar con precisión la correcta ejecución del procedimiento y el estado del tejido cutáneo.
Breve tiempo de recuperación del organismo después del procedimiento. A diferencia de la cirugía, Ultherapy® no secciona la piel ni el tejido muscular, sino que afecta a múltiples capas de tejido sin dañarlas. De este modo, la piel recupera rápidamente su tono después de la terapia.
Gracias a las tecnologías especiales, el lifting de SMAS no causa dolor severo. Por lo tanto, no es necesario aplicar anestesia ni otros métodos anestésicos antes del procedimiento.
Larga duración del tratamiento. La renovación de Ultherapy® no es necesaria después de unos pocos meses, y el efecto dura un periodo de tiempo suficientemente largo (hasta 3 años y más).
No hay periodo de rehabilitación. Tanto antes como después del lifting SMAS, no es necesario quedarse en casa y evitar ciertas actividades.

Desventajas de Ultherapy®

No hay mayores inconvenientes ni consecuencias graves después del procedimiento.
Lo único que hay que tener en cuenta es que el enrojecimiento y la ligera hinchazón pueden persistir hasta media hora después del tratamiento. Se trata de una reacción natural de la piel al tratamiento. La hinchazón puede durar hasta 7 días.

Hay que tener en cuenta que si hay una cantidad importante de grasa subcutánea, el lifting SMAS no proporcionará el lifting facial deseado. En este caso, se requerirá una intervención adicional con el uso de técnicas de hilado y la extracción del líquido correspondiente.
Si no le es mucha molestia, califique, por favor, este artículo

¿Aún tiene preguntas? Escríbenos

Al hacer clic en "Enviar", acepta el procesamiento de los datos personales. SABER MÁS

Lea también:

Made on
Tilda