¿Qué es hipermigmentación?

La hiperpigmentación es una afección causada por la excesiva producción de melanina por parte de la piel causando una mayor pigmentación de la normal en la misma.
Esto causa un efecto de oscurecimiento en manchas o parches de la piel provocando que la piel luzca más oscura que las áreas circundantes. La hiperpigmentación es bastante común, afectando a personas con tipos de piel diversa.

Las manchas de pigmentación se pueden eliminar en nuestra clínica de medicina estética. Este tratamiento, que sirve para eliminar manchas de la cara, así como melasmas, se realiza con el aparato Lumenis M22, desarrollado en Israel y América.

Tras el tratamiento, la piel queda radiante y con un color uniforme. Los procesos naturales se normalizan, los tejidos blandos se hidratan y su estructura mejora.

Las manchas de pigmentación se eliminan mediante luz pulsada puntual. Esto evita que se dañen los tejidos vecinos. El exceso de pigmento en la piel se calienta, la melanina se descompone y las manchas de la piel se aclaran. Las zonas más oscuras de la piel pueden absorber la mayor cantidad de luz, por lo que los resultados ya son más visibles después del primer tratamiento.
El tratamiento es prácticamente indoloro gracias a la refrigeración integrada en el cabezal IPL del Lumenis M22. Es posible que se sienta una ligera sensación de hormigueo en las zonas de la piel expuestas a la máquina, pero pronto desaparece. Se utilizan gafas especiales para que el tratamiento sea lo más seguro posible. Puede producirse una ligera hiperemia durante el tratamiento, pero ésta desaparece en poco tiempo.

¿Cuántos tratamientos tengo que hacer?

El número de tratamientos por sesión lo determina su médico estético, teniendo en cuenta el estado de su piel y las características de su cuerpo. El número de sesiones también está influenciado por el objetivo de los tratamientos. Por término medio, el número de tratamientos varía entre 3 y 6, con un intervalo de 14 a 21 días entre las sesiones de tratamiento.

Contraindicaciones:

daños recientes en la piel de la cara;
enfermedades oncológicas;
el embarazo y la lactancia;
hipersensibilidad de la piel a la luz;
alergias a la luz;
diabetes descompensada;
bronceado reciente y haber estado en una cama solar durante menos de dos semanas;
epilepsia;
herpes en su fase activa;
enfermedades infecciosas y autoinmunes agudas;
peelings químicos recientes.

Recomendaciones después del tratamiento:

Cada 3 horas, utilice una crema de protección solar con un FPS superior a 30. La crema debe aplicarse durante al menos 3 semanas.

No utilice camas solares y protéjase del sol natural durante un mes.
Si no le es mucha molestia, califique, por favor, este artículo

¿Aún tiene preguntas? Escríbenos

Al hacer clic en "Enviar", acepta el procesamiento de los datos personales. SABER MÁS

Lea también:

Made on
Tilda