Inyecciones de toxina botulínica (bótox)

Dra. Karina Mezentseva | toxina botúlinica

La toxina botulínica Azzalure

Las inyecciones de toxina botulínica, o simplemente bótox, como lo llaman nuestros pacientes, son un excelente tratamiento para combatir las arrugas de la frente, el contorno de ojos y el entrecejo. Si el bótox se aplica correctamente, la expresión del rostro no cambiará, el efecto durará durante mucho tiempo y el procedimiento será indoloro.

El producto es un potente relajante muscular basado en una toxina botulínica tipo A de origen proteico altamente depurada. El bótox combate eficazmente hasta las arrugas más profundas ya que bloquea los impulsos nerviosos e impide que los músculos faciales se contraigan.

Las inyecciones de toxina botulínica homogeneizan el tono de la piel, suavizan los defectos, evitan la aparición de nuevas arrugas durante la acción del fármaco y aumentan la firmeza. Las inyecciones de bótox son inofensivas de cara al proceso de circulación sanguínea normal que renueva las capas de la epidermis. Además, la toxina botulínica se inyecta en una cantidad tan pequeña que se descarta la posibilidad de rechazo o de una reacción alérgica.

Su uso en medicina estética está aprobado por la Agencia Europea del Medicamento y la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos.

Los beneficios que aportan las inyecciones de toxina botulínica son varios

La toxina botulínica se define como uno de los fármacos más conocidos y probados en todo el mundo: se han realizado más de 300 ensayos clínicos. Las inyecciones de toxina botulínica no causan dolor, ni hinchazón, y son invisibles para quienes le rodean, ya que se realizan con una finísima aguja.

El procedimiento no dura mucho, un promedio de no más de 30 minutos, mientras que el efecto y la duración de la sustancia es increíble.

El efecto del bótox es notable al cuarto día tras el suministro de la inyección:

las arrugas verticales y horizontales en la zona de la frente y el entrecejo se reducen;
desaparecen las arrugas alrededor de los ojos;
el tono de la piel se suaviza;
las irregularidades del rostro se atenúan.
Después de 2 semanas, se producen los efectos máximos de las inyecciones de toxina botulínica y duran hasta 4 meses. Una vez transcurrido este periodo, puede acudir a volver a repetir el procedimiento. Hay que tener en cuenta que el bótox es un proceso acumulativo, por lo que para obtener los mejores resultados es mejor visitar a su médico estético, al menos, dos veces al año.

Las inyecciones de bótox combaten las arrugas de expresión en las zonas:
la zona de la frente;
alrededor de los ojos;
la zona del entrecejo.
Por desgracia, las zonas de las mejillas y el mentón no se ven beneficiadas por las inyecciones de toxina botulínica debido a que carecen de musculatura facial. Para esta zona se utilizan rellenos dérmicos a base de ácido hialurónico.

Las inyecciones de bótox se combinan perfectamente con el contorno y consolidan el resultado de los procedimientos anteriores para el rejuvenecimiento facial. Así, estas inyecciones pueden ser el último paso de un proceso para mejorar la belleza y los cambios relacionados con la edad.

Recomendaciones para la terapia botulínica

El tratamiento cosmético con bótox está indicado para personas de entre 18 y 45 años. Si desea aplicarse inyecciones de toxina botulínica a una edad más avanzada, lo mejor es consultar previamente a un médico estético.

El bótox se utiliza para:
corrección y remodelación del óvalo facial;
aumentar la elasticidad de la piel;
alisamiento de cicatrices superficiales;
tratamiento de la sudoración excesiva;
corrección de las arrugas de los ojos, la frente y el puente de la nariz;
para deshacerse de las arrugas de títere y otros problemas relacionados con la juventud de la piel.
El producto tiene contraindicaciones, por lo que debe consultar a su médico antes de utilizarlo.

Contraindicaciones de la terapia con toxina botulínica:
reacción alérgica a ciertos componentes de la toxina;
no recomendado durante el embarazo y lactancia;
proceso de inflamación en la zona deseada de la inyección;
dolencias con fiebre;
enfermedades somáticas en el periodo de exacerbación o descompensación;
síndromes miasténicos y similares a la miastenia;
ptosis gravitacional de los tejidos faciales;
tomar antibióticos, anticoagulantes, antiagregantes, antiinflamatorios no esteroideos, etc;
miopía avanzada.

Descripción del tratamiento con Bótox

Para evitar reacciones imprevistas que puedan perjudicar su salud, antes de la intervención el médico siempre realiza un historial clínico, enumera las contraindicaciones: enfermedades crónicas y reacciones alérgicas, y realiza un proceso de fotodocumentación para crear una historia clínica personal.

Antes del procedimiento, el paciente rellena la información sobre sí mismo y da su consentimiento para el procesamiento de los datos personales. A continuación, el médico examina el rostro del paciente, analiza sus características individuales, identifica las zonas problemáticas, la cantidad de medicación y los posibles lugares de inyección.

La inyección de bótox se realiza en 20-30 minutos y es prácticamente indolora. Los restos de maquillaje se eliminan con un desmaquillante hipoalergénico. Tras los pasos anteriores, se inyectan en puntos específicos.

Recomendaciones después de las inyecciones de toxina botulínica:
no se agache ni adopte una posición horizontal durante un periodo corto (normalmente 3-4 horas);
no tome bebidas alcohólicas durante las siguientes 2 semanas;
no toque la zona de inyección de Botox con las manos;
no hacer movimientos musculares en la zona de la inyección durante los primeros 30 minutos;
no vaya a la sauna durante las dos semanas siguientes al tratamiento;
evite las compresas calientes en la zona de inyección de toxina botulínica;
pida cita para una revisión al cabo de 2 semanas para comprobar la eficacia de la inyección de toxina botulínica.

Preguntas frecuentes

¿Hay restricciones de edad para las inyecciones de bótox?
Únicamente están autorizadas para recibir bótox las personas mayores de 18 años.
¿Cuánto tiempo tardará en manifestarse el efecto del tratamiento?
Los cambios pueden notarse después de 72 horas de las inyecciones de bótox, pero el efecto completo es visible después de 2 semanas, cuando la piel se alisa, la elasticidad aumenta, los músculos mímicos se relajan y el tono de la piel se iguala.
¿Cuánto dura el efecto del tratamiento con bótox?
Según los fabricantes de toxina botulínica, el efecto dura hasta 3-4 meses, pero debido a las características individuales del cuerpo de cada uno, puede durar un poco más o menos.
Si no le es mucha molestia, califique, por favor, este artículo

¿Aún tiene preguntas? Escríbenos

Al hacer clic en "Enviar", acepta el procesamiento de los datos personales. SABER MÁS

Lea también:

Made on
Tilda